Envíos gratuitos a partir de 75€ (Península)

LA CAMISETA, UN ICONO - PARTE I

A menudo me preguntan cuál era mi camiseta preferida cuando era adolescente. Y la verdad es que no me acuerdo. Muchas camisetas pasaron por mi armario, deportivas, de conciertos, de películas, de surf, del ejército, camisetas con eslóganes…, en fin muchísimas más.

Desde entonces me encanta el universo de las camisetas. Empece a diseñarlas para amigos y poco a poco fui haciendo más y más, hasta que un día decidí convertirlo en un negocio. ¿Quienes son los que más utilizan y compran camisetas?, sin duda las mujeres. Pues ya podía ir pensando qué camiseta querría comprar una mujer y qué diseño le podría ofrecer yo.

Muchos de los iconos de la cultura contemporánea han lucido camisetas, convirtiéndolas en un un clásico, aunque yo diría más, en un clásico americano exportado al resto de mundo.

James Dean la lucía bajo una chaqueta roja en “Rebelde sin causa”. Marlon Brando la llevaba debajo de una cazadora perfecto de cuero en la mítica película “Salvaje”. La camiseta de Coco Chanel puso de moda las rayas y Picasso la convirtió en un uniforme de trabajo. Con la ayuda de Vivienne Westwood, Sid Vicious lució camisetas rajadas y repletas de imperdibles.

En su etapa post-Beatles, John Lennon parecía la quinta esencia de Manhattan con su camiseta con las mangas cortadas y con el nombre New York estampado en el pecho.

En 1996 Sharon Stone vistió el que quizá sea su segundo modelo más famoso, una camiseta de GAP con falda de Valentino para acudir a los Oscars. 

La lista de personajes que apostaron, apuestan y apostarán por la camiseta es interminable. 

“Lo que mas detesto del rock and roll son las camisetas teñidas estilo hippie,a menos que estén teñida con la sangre y la orina de Phil Collins”.

- Kurt Cobain.

Durante sus más de cien años de vida, la camiseta se ha definido como ropa interior, articulo  deportivo, atuendo laboral y prenda de moda. 

A principios del siglo XX, con la excepción de la indumentaria deportiva, casi todas las camisetas se hacían en un solo color, y predominaba el blanco. La camiseta blanca era omnipresente y empezó a usarse como prenda y no como ropa interior cuando los marines americanos de la Segunda Guerra Mundial fueron fotografiados sin camisa. 

En 1950 se inventó una tinta especial llamada plastisol y que se podía aplicar por medio de serigrafía sobre tejido, la camiseta se convirtió en un lienzo en blanco.

Todo tipo de estampado, dibujos, pinturas o mensajes se plasmaban sobre una t-shirt. Una de la primeras aplicaciones de la camiseta estampada fueron los souvenir. Solía venderse en destinos turísticos y permitía al turista llevarse un trozo del paraíso a casa. 

“Me gustaría ver al papa vestido con mi camiseta”. - Madonna

Si la camiseta que uno trae de un viaje sirve de pasaporte virtual, la camiseta de surf hace las veces de carné de miembro de una tribu elitista, todo surfista que se preciara tenía su colección de camisetas con tablas, playas o palmeras. En 1961 una empresa dedicada a este deporte como era O’Neill se introdujo de lleno en el negocio de las camisetas.

Fernando Sanchis

FeRopix

Entrega rápida

Envíos en 24 - 48h laborables en peninsula y Baleares.

Cambios y devoluciones

No te preocupes por los cambios, son gratis hasta 14 días después de la entrega.

Compra por teléfono

¿No te gusta la tecnología?
No te preocupes, puedes llamar a nuestro servicio de atención al
cliente hacemos la compra por ti.

Net Orders Checkout

Item Price Qty Total
Subtotal €0,00
Shipping
Total

Shipping Address

Shipping Methods